La entrega de valor

Las empresas que captan y retienen más clientes son las que de manera visible entregan más valor a sus clientes. Desde pequeños negocios hasta grandes corporativos, una clave principal para el éxito es asegurar que la operación y estructura interna estén alineadas y en constante optimización para generar mayor valor a clientes finales.

El valor no debe ser un término ambiguo. No es suficiente con generar intenciones vagas como tener más compromiso o atender mejor a los clientes. Tampoco es suficiente que sólo las áreas que tienen contacto directo con los clientes (ventas, servicio, etc.) hagan magia sorteando reclamos y sacando sonrisas y acuerdos a medias. La generación de valor debe ser parte de la cultura, estrategia y operación de las organizaciones.

¿Cómo se genera valor?

Hay muchas definiciones de valor, sin embargo, hemos encontrado una que es simple y poderosa: Valor es entregar aquello que el cliente está dispuesto a pagar. Esta definición nos lleva a entender que en la entrega de productos y/o servicios a clientes hay desperdicios que deben eliminarse.

“Valor es aquello que el cliente está dispuesto a pagar”

Aquí es donde LEAN aplicado a las organizaciones toma su fuerza. LEAN es un modelo que nació en áreas de manufactura para eliminar los desperdicios (y por tanto optimizar y mejorar) y ha evolucionado para ayudar a todas las áreas de las organizaciones a lograr una operación más óptima y con una cultura de mejora continua.

Mejorar u operar. La pregunta más frecuente.

Cuando se pide a los departamentos de la organización optimizar su operación y mejorar el desempeño, es común que surjan reclamos alrededor de la carga de trabajo. Eso provoca que los colaboradores y mandos medios cuestionen a los líderes diciendo que sólo se puede hacer una sola cosa: o se opera, o se mejora.

Existe la creencia que ambos temas son independientes y que para mejorar es necesario crear proyectos de mucho tiempo que no otorgan resultados, sino hasta que son concluidos. Las prácticas de LEAN aplicadas a organizaciones, ayudan a generar una cultura donde el control de las operaciones y la mejora de productividad, calidad y desempeño, entre otros factores, se realizan de manera simultánea.

 

¿Qué beneficios trae LEAN a las organizaciones?

A lo largo de este tiempo, las empresas que han adoptado LEAN a través

¿Cómo se implanta LEAN?

Nuestro enfoque es 100% práctico. Contrario a las prácticas tradicionales basadas en proyectos y entrenamiento, nosotros acompañamos a las organizaciones para implantar LEAN desde un enfoque que genere resultados desde los primeros esfuerzos. De manera gradual, se inicia con prácticas directas en los espacios de trabajo hasta llevarlas a un grado alto de maestría que permite que se genere una cultura auto sostenible.

Comenzar directo en el espacio de trabajo tiene el beneficio de reducir el tiempo para obtener resultados, al mismo tiempo que se genera un proceso de crecimiento de los colaboradores involucrados.